jueves, 23 de diciembre de 2010

¡Oops! ¡Aquí pasa algo!

Si habeis tenido la decencia de pasearos por este blog, y os ha gustado la letra de One Step Beyond Faith...me toca deciros algo:

La gente con la que comparto vivencias musicales en un conjunto del que no puedo dar detalles (de momento) y que no es F.C.Exp. ha decidido que el tema les gusta y me ha pedido que la toquemos (tanto en el local de ensayo como en directo). Por supuesto, no me puedo negar, ya que todo lo que sea algo cultural y que sirva para transmitir un mensaje es digno de ser compartido con todos. Pero tranquilos...F.C.Exp. seguirá funcionando y para resarciros de alguna manera, os regalo otro desvarío de mi cosecha. Lo he titulado "Etxemiña". Es una palabra en Euskera que sirve para demostrar cuanto se echa de menos el hogar de una persona. Está completamente en Euskera (porque yo he nacido allí, y he vivido muchas cosas en esa tierra), pero os doy una traducción aproximada (llevo cuatro años fuera de Euskal Herria, y claro, hay cosas que se quedan por el camino, por mucho que nos duela). Esta es mi forma de agradecer a los extremeños que me acogieran, olvidandose de los prejuicios, y haciéndome recordar que mis raices están en Extremadura. Es para todos vosotros! Muchas gracias por darme calor en momentos en los que pasé frio (¡Bonita Metáfora!).

Hain urrun nire etxetik, hain gertu bihotzetik.
Hiru kolore ditu nire odolak.
Berde koloreko lurretatik, zerue grixa den lekutik,
Alde egin nuen. Ta ez dakit noiz bueltatuko naizen.

Hain urrun nire etxetik, hain gertu nire bihotzetik.
Eguzkiak argitu nau,
Lurra Oria den lekuan, ta zerue urdiñe.
Semetzat artu naute, ta ez dut abandonatu nahi…

Zenbat lagun galdu, ta zenbat egin ditut.
Ez nuen halakorik espero.
Nire jainko ta lamiak ta historioak utzi,
Ta langileen lurraldera etorri nintzen.
Hemen ez da magiarik, baina leku ederra da,
Nire nekatutako gorpuari asken arnasa hartzen uzteko.

Tan lejos de mi casa, tan cerca de mi corazón,
Tres colores tiene mi sangre.
De donde la tierra es verde, y el cielo gris,
Huí.  Y no sé cuando volveré.

Tan lejos de mi casa, tan cerca de mi corazón,
El sol me ha iluminado,
Donde la tierra es amarilla, y el cielo azul,
Me tomaron como hijo, y no los quiero abandonar.

Cuantos amigos hice, y cuantos perdí,
No esperaba nada parecido.
Dejé mis dioses, mis sirenas y mis leyendas,
Y me vine a la tierra de los trabajadores.
Aquí no hay magia, pero es un lugar bello,
Donde permitir a mi cansado cuerpo, que respire por última vez.

Autor: Suru

No hay comentarios:

Publicar un comentario