jueves, 23 de diciembre de 2010

Las Colinas del Nirvana

Esta la compuse junto a mi querido amigo Jack Rävën, mientras él tocaba la guitarra y yo improvisaba. Cuando terminamos, corrí a por un boli y papel y la copié, en la medida que pude. Siento que es necesario compartirla con vosotros, ávidos lectores de este blog cargado de paranoias y de trastadas y barrabasadas mentales. Espero que la disfruteis y entendais su significado...

Alcé la mirada a través de mi ventana,
Y solo vi dolor.
Quise poder cerrar los ojos,
Con gesto egoísta, y me sentí incapaz.
Tendí mi mano, y el caído se levantó,
Y su sonrisa despertó a los dormidos,
Sanaron los cansados de corazón y un rayo de esperanza cruzó mi habitación.

Luminiscencia que mi alma alumbró,
Llevándome a un lugar mágico
Donde sonreír no está prohibido
Y mueren el desprecio y el dolor.
A través de mi ventana veo colinas,
Y más allá del arcoíris está oculto el mágico lugar,
Que siguiendo a nuestros corazones,
Henchidos de esperanza, hemos de encontrar.

Juntos, de la mano, unidos por esta esperanza,
Recorreremos el camino que se ilumina a nuestros pies,
Y que los injustos oscurecieron con mentira y odio,
Existe ese lugar. ¡Lo sé! ¡Convencido estoy!
Es seguro que podemos vencer a la sinrazón y el sinsentido,
Hablando todos una misma lengua, gritando con una misma voz,
Rogando a lo más alto, quien quiera que sea,
Apelando a la verdad, que acabe con el dolor.

Dirijamos nuestros pasos,
Una vez más, a ese bello lugar,
Donde el pesar se torna sonrisa,
Donde el pájaro vuela libre,
Donde puedes ser tú mismo,
Sin miedo ni temor a nada ni nadie,
Y puede descansar el alma, curar sus heridas,
Y servir de ejemplo a quien está por venir.

Autor: Suru

No hay comentarios:

Publicar un comentario