miércoles, 15 de diciembre de 2010

Envíame un ángel

Esta es una de las que más me gusta, aunque sea bastante nueva. Quiero decir, que la extraje de mi enajenada cabeza hace muy poco tiempo, concretamente el ocho de octubre de este año. Si os portais bien, puede que os muerte alguna de las primeras, de las que más vergüenza me da mostrar.

Rompe mis cadenas, libérame de tu embrujo,
Déjame abrir las alas y volar.
Yo, por propia voluntad, acudiré a ti.
No me despiertes, déjame soñar un rato más,
Permíteme viajar por el único refugio libre,
Que yo, al abrir los ojos, te veré a mi lado.

Pero coge mi mano, muéstrame el camino,
Y recórrelo a mi lado, se mi luz,
La luz que me guía, y ahuyenta mis temores
Y espanta los demonios que me aterran
Y me ponen trabas, y me arrastran con ellos
A los oscuros rincones del infierno
Del que hace tiempo escapé
Para encontrar un ángel perdido.

Un ángel que entregó sus alas,
Hastiado del silencio divino
Y de caminos inescrutables que no llegan a ningún lugar.
Tan solo busca un poco de paz,
Tan solo consuelo, un alto en el camino,
Un momento de descanso, al fin.
Autor: Suru

No hay comentarios:

Publicar un comentario