jueves, 23 de diciembre de 2010

Carta al olvido

Estas palabras, poesia libre y pura, en forma de carta, están dirigidas a una persona que durante mucho tiempo me hizo daño, y me engañó constantemente. Quienes me conocenen, conocen la historia (al menos, eso creo) y saben que durante demasiado tiempo fui un gilipoyas con todo el mundo debido a esta malsana relación que se llevó tres años de mi vida y amistades verdaderas. Siento mucho ser yo mismo, pero ser yo mismo es lo que me diferencia del resto. "Persona Odiosa A Quien Le Retiré La Palabra", esto es para tí:

Escucha:
Mi lamento ensordecido por muros de piedra invisibles que son las palabras de desconsuelo que gritas junto a mi oído.
Demonios orgullosos que inundan mis sueños, convirtiendo en amargas pesadillas, hasta las más dulces ensoñaciones invocadas por los dioses, únicos que se compadecen de mi alma, cuyo núcleo, mi corazón, está cubierto de espinas, cornado por la amargura y la desidia que tú inyectas en mis venas. Esperando que muera de amor.
Despídete de mí, horrible musa, despídete para siempre. Olvida mis palabras de cariño y recoge tu furia, recoge tus semillas de truenos y tempestades.
Olvídame, pues he muerto. Y ya nadie llora mi tumba, llena de gusanos que devoran mi ser. Olvida las palabras de amor que un día susurré en tu oído, y que tornaron en insultos al saber de tu traición.
Tres años. Tres largos años he sentido las puñaladas cargadas de veneno en mi pecho. Una y otra vez, las frías hojas de la mentira y el engaño me han causado una muerte vil. Y he perdido la confianza.
Quieran los ángeles que, algún día, encuentre la paz, más allá de la tumba, y que tú encuentres dolor, durante mucho tiempo, antes de poder llegar allí.

Desde el puerto más gris, donde empecé a olvidar, y me animé a vivir, sinceramente tuyo; 
otro ciego que no quiso ver y perdonó demasiadas veces.
Autor: Suru

No hay comentarios:

Publicar un comentario