jueves, 23 de diciembre de 2010

Últimas palabras

¿Nunca habeis pensado en cuales serían vuestras últimas palabras? Bueno, yo tampoco, pero estas frases, pueden servir. Tranquilos...no me estoy muriendo ni estoy pensando en ello. Es solo que muchas veces te cansas de discutir con alguien que se queja de todo y no sabe lo que es en verdad el sufrimiento, y terminas explotando. Eso me pasó una vez con alguien a quien quería y casi la pierdo. Por eso he escrito esas palabras, para no tener que gritárselas nunca más a nadie, y así no tener que arrepentirme. Las he escrito en forma de eso precisamente, de últimas palabras. Como si fuera un moribundo quien las recitara. Si a alguien le interesa de verdad conocer los sucesos que relato, me lo puede pedir sin ningún problema, prefiero soltar ese lastre antes que dejarlo dentro de mí, destrozándome por dentro.

¿Crees saber lo que es el dolor? ¿Tan seguro estás? Yo no he perdido a un hijo, ni un hermano. Pero he visto como poco a poco perdía a mi padre. He visto como mataban a mis amigos. He visto como mi gente se mata entre ellos, alegando derechos inexistentes u obsoletos. He visto odiar por el color de la piel. He visto odiar por ser mujer. He visto odiar por ser homosexual. He visto el miedo en los ojos de la gente que sabía que el final estaba cerca. He visto cómo familias enteras se despedazaban por un puñado de monedas. He visto como se desmoronan los grandes, como caen, y cuanto más grandes son, mayor es su caída, mayor el estruendo, y mayor la destrucción que acarrean.
Créeme cuando te digo que no sabes lo que es el sufrimiento. Sufrir no solo tú. Sino todos los que te rodean. Unos por unas cosas y otros por otras. Alcohol. Drogas. Violencia. Al fin y al cabo no tiene sentido. Pero, ¿sabes? Al resto del mundo esto parece importarle una mierda. Parece que se han acostumbrado a mirar hacia otro lado, y esperar que se resuelva por sí solo. Y no es tan fácil.
Si contara el tiempo que he sufrido, comparado con mi edad, no es gran parte. Quizá merezca sufrir durante toda la eternidad. ¿Y por qué? No lo sé, y no intentes ponerte en mi lugar. No sirve. Lo sé.
¿Quieres hacer algo? ¿Quieres sentirte útil? No te compadezcas de mí. Dame ánimos, se mi apoyo, se mi guía por esta senda oscura que es la vida, y que me lleva de cabeza al desfiladero.
Si supieras cuantas personas conozco, que sufren como yo, día tras día. Hora tras hora, y tan solo encuentran consuelo en simples melodías que hacen felices a otros, te sorprenderías.
A veces desearía poder quitarme la máscara de cartón que cubre mi rostro, y que muestra una sonrisa a quienes me rodean, y demostrar que las lágrimas han causado estragos en mi piel. Como el agua de un arroyo que erosiona la tierra por donde pasa.
Autor: Suru

Lamento Segundo

Esta es la segunda parte del anterior lamento. Si el primero era un lamento por mi odioso destino, este es una lamento por como muchos "poetas" desprestigian mi obra, completamente libree y sin ataduras de ningún tipo, más musicales que poéticas. A ellos tengo que decirles un par de cosas: CENSORED CENSORED CENSORED... A veces, un poquito de autocensura da a entender que lo que se quiere decir es excesivamente fuerte, y que no se muestra por educación al resto.


No merece la tierra
El castigo de mi alma errante,
La ponzoña de mis venas,
Ni el sabor desagradable
De mi castigado cuerpo.

No habrá tumba
Ni epitafio alguno
Para quien en vida
No encontró consuelo
Ni al llegarle el turno.

Huirán de mis letras los jóvenes,
Despreciarán los viejos mis versos,
Mas, solo aquellos, los ciegos de ira,
Y sordos por el ruido del desprecio
Serán capaces de oírlos y leerlos.

¡Quieran los dioses oír mis ruegos,
Y acabar con mi sufrimiento!
Marquen un alto en el camino
Y me dejen descansar,
Al menos, a mi cuerpo.

Pues mi mente enferma no sanará,
Hasta que sane el cuerpo,
Recibiendo el perdón
Al castigo desmedido por pecado desconocido.
Autor: Suru

Lamento Primero

He llamado a esta creación "Lamento Primero" debido a que se trata de la primera parte de una de las obras más extrañas (a mi parecer) que he escrito. Es precisamente eso, un lamento. No creo que merezca otro nombre.


¿Porqué? Esa es la pregunta.
¿Porqué llegaste a mi?
¿Porqué permitieron los dioses conocerte,
Si luego pensaban arrancarte de mis brazos?

Quizá fuera yo el culpable de tu marcha.
Huiste de mí, sin mirar atrás,
Sin lágrimas en los ojos,
Relegándome al olvido.

¡Corvus Corax!
A ti te llamo a roer mis entrañas,
Hastiadas de tu indiferencia,
De tu falta de compasión.

¡Formen mis lágrimas un mar
De odiosos oleajes,
Y zozobren los barcos del miedo y el dolor,
Que navegan por mis versos!

¿Arrancadme, ángeles del averno,
La poca dignidad que conservo!
Esparcidla por el suelo, pisoteadla,
Lanzadla al fuego. Otros lo hicieron antes.
Autor: Suru

Carta al olvido

Estas palabras, poesia libre y pura, en forma de carta, están dirigidas a una persona que durante mucho tiempo me hizo daño, y me engañó constantemente. Quienes me conocenen, conocen la historia (al menos, eso creo) y saben que durante demasiado tiempo fui un gilipoyas con todo el mundo debido a esta malsana relación que se llevó tres años de mi vida y amistades verdaderas. Siento mucho ser yo mismo, pero ser yo mismo es lo que me diferencia del resto. "Persona Odiosa A Quien Le Retiré La Palabra", esto es para tí:

Escucha:
Mi lamento ensordecido por muros de piedra invisibles que son las palabras de desconsuelo que gritas junto a mi oído.
Demonios orgullosos que inundan mis sueños, convirtiendo en amargas pesadillas, hasta las más dulces ensoñaciones invocadas por los dioses, únicos que se compadecen de mi alma, cuyo núcleo, mi corazón, está cubierto de espinas, cornado por la amargura y la desidia que tú inyectas en mis venas. Esperando que muera de amor.
Despídete de mí, horrible musa, despídete para siempre. Olvida mis palabras de cariño y recoge tu furia, recoge tus semillas de truenos y tempestades.
Olvídame, pues he muerto. Y ya nadie llora mi tumba, llena de gusanos que devoran mi ser. Olvida las palabras de amor que un día susurré en tu oído, y que tornaron en insultos al saber de tu traición.
Tres años. Tres largos años he sentido las puñaladas cargadas de veneno en mi pecho. Una y otra vez, las frías hojas de la mentira y el engaño me han causado una muerte vil. Y he perdido la confianza.
Quieran los ángeles que, algún día, encuentre la paz, más allá de la tumba, y que tú encuentres dolor, durante mucho tiempo, antes de poder llegar allí.

Desde el puerto más gris, donde empecé a olvidar, y me animé a vivir, sinceramente tuyo; 
otro ciego que no quiso ver y perdonó demasiadas veces.
Autor: Suru

Las Colinas del Nirvana

Esta la compuse junto a mi querido amigo Jack Rävën, mientras él tocaba la guitarra y yo improvisaba. Cuando terminamos, corrí a por un boli y papel y la copié, en la medida que pude. Siento que es necesario compartirla con vosotros, ávidos lectores de este blog cargado de paranoias y de trastadas y barrabasadas mentales. Espero que la disfruteis y entendais su significado...

Alcé la mirada a través de mi ventana,
Y solo vi dolor.
Quise poder cerrar los ojos,
Con gesto egoísta, y me sentí incapaz.
Tendí mi mano, y el caído se levantó,
Y su sonrisa despertó a los dormidos,
Sanaron los cansados de corazón y un rayo de esperanza cruzó mi habitación.

Luminiscencia que mi alma alumbró,
Llevándome a un lugar mágico
Donde sonreír no está prohibido
Y mueren el desprecio y el dolor.
A través de mi ventana veo colinas,
Y más allá del arcoíris está oculto el mágico lugar,
Que siguiendo a nuestros corazones,
Henchidos de esperanza, hemos de encontrar.

Juntos, de la mano, unidos por esta esperanza,
Recorreremos el camino que se ilumina a nuestros pies,
Y que los injustos oscurecieron con mentira y odio,
Existe ese lugar. ¡Lo sé! ¡Convencido estoy!
Es seguro que podemos vencer a la sinrazón y el sinsentido,
Hablando todos una misma lengua, gritando con una misma voz,
Rogando a lo más alto, quien quiera que sea,
Apelando a la verdad, que acabe con el dolor.

Dirijamos nuestros pasos,
Una vez más, a ese bello lugar,
Donde el pesar se torna sonrisa,
Donde el pájaro vuela libre,
Donde puedes ser tú mismo,
Sin miedo ni temor a nada ni nadie,
Y puede descansar el alma, curar sus heridas,
Y servir de ejemplo a quien está por venir.

Autor: Suru

¡Oops! ¡Aquí pasa algo!

Si habeis tenido la decencia de pasearos por este blog, y os ha gustado la letra de One Step Beyond Faith...me toca deciros algo:

La gente con la que comparto vivencias musicales en un conjunto del que no puedo dar detalles (de momento) y que no es F.C.Exp. ha decidido que el tema les gusta y me ha pedido que la toquemos (tanto en el local de ensayo como en directo). Por supuesto, no me puedo negar, ya que todo lo que sea algo cultural y que sirva para transmitir un mensaje es digno de ser compartido con todos. Pero tranquilos...F.C.Exp. seguirá funcionando y para resarciros de alguna manera, os regalo otro desvarío de mi cosecha. Lo he titulado "Etxemiña". Es una palabra en Euskera que sirve para demostrar cuanto se echa de menos el hogar de una persona. Está completamente en Euskera (porque yo he nacido allí, y he vivido muchas cosas en esa tierra), pero os doy una traducción aproximada (llevo cuatro años fuera de Euskal Herria, y claro, hay cosas que se quedan por el camino, por mucho que nos duela). Esta es mi forma de agradecer a los extremeños que me acogieran, olvidandose de los prejuicios, y haciéndome recordar que mis raices están en Extremadura. Es para todos vosotros! Muchas gracias por darme calor en momentos en los que pasé frio (¡Bonita Metáfora!).

Hain urrun nire etxetik, hain gertu bihotzetik.
Hiru kolore ditu nire odolak.
Berde koloreko lurretatik, zerue grixa den lekutik,
Alde egin nuen. Ta ez dakit noiz bueltatuko naizen.

Hain urrun nire etxetik, hain gertu nire bihotzetik.
Eguzkiak argitu nau,
Lurra Oria den lekuan, ta zerue urdiñe.
Semetzat artu naute, ta ez dut abandonatu nahi…

Zenbat lagun galdu, ta zenbat egin ditut.
Ez nuen halakorik espero.
Nire jainko ta lamiak ta historioak utzi,
Ta langileen lurraldera etorri nintzen.
Hemen ez da magiarik, baina leku ederra da,
Nire nekatutako gorpuari asken arnasa hartzen uzteko.

Tan lejos de mi casa, tan cerca de mi corazón,
Tres colores tiene mi sangre.
De donde la tierra es verde, y el cielo gris,
Huí.  Y no sé cuando volveré.

Tan lejos de mi casa, tan cerca de mi corazón,
El sol me ha iluminado,
Donde la tierra es amarilla, y el cielo azul,
Me tomaron como hijo, y no los quiero abandonar.

Cuantos amigos hice, y cuantos perdí,
No esperaba nada parecido.
Dejé mis dioses, mis sirenas y mis leyendas,
Y me vine a la tierra de los trabajadores.
Aquí no hay magia, pero es un lugar bello,
Donde permitir a mi cansado cuerpo, que respire por última vez.

Autor: Suru

miércoles, 15 de diciembre de 2010

One Step Beyond Faith

Esta la compuse en inglés, simplemente por que me apetecía, y al terminarla me dí cuenta de que era como más rítmica. Y en ese momento se me ocurrió ponerle música, por ejemplo, con una guitarra acústica. Es algo que he llamado "The Flying Carpet Experience", porque este proyecto, es de alguna manera, una alfombra voladora que puede llevarme a donde yo quiera, mientras me alcance la imaginación. Es precisamente esta imaginación, el único reducto libre en este mundo de locos.

I was lost in the way,
but i found the path again.
I don't need God's hand to walk...
I've been searching for my life,
I've been lookin' to the sky,
and I ask myself where the heaven is.

My own law, is the freedom of the wind,
I just want to get back home.
take my hand, let's walk,
don't ask me where to go,
just chill and forget the pain.

I don't know what to say,
I forgot how to pray.
I just try to do the best...
I don't know if this life
is it real or just a dream,
I don't care 'cause you're with me...

My own law, is the freedom of the wind,
I just want to get back home.
take my hand, let's walk,
don't ask me where to go,
just chill and forget the pain.

I was lost in the way,
but i found the path again.
I just try to do the best...
I don't know if this life
is it real or just a dream,
and I ask myself where the heaven is...

Autor: Suru 

Envíame un ángel

Esta es una de las que más me gusta, aunque sea bastante nueva. Quiero decir, que la extraje de mi enajenada cabeza hace muy poco tiempo, concretamente el ocho de octubre de este año. Si os portais bien, puede que os muerte alguna de las primeras, de las que más vergüenza me da mostrar.

Rompe mis cadenas, libérame de tu embrujo,
Déjame abrir las alas y volar.
Yo, por propia voluntad, acudiré a ti.
No me despiertes, déjame soñar un rato más,
Permíteme viajar por el único refugio libre,
Que yo, al abrir los ojos, te veré a mi lado.

Pero coge mi mano, muéstrame el camino,
Y recórrelo a mi lado, se mi luz,
La luz que me guía, y ahuyenta mis temores
Y espanta los demonios que me aterran
Y me ponen trabas, y me arrastran con ellos
A los oscuros rincones del infierno
Del que hace tiempo escapé
Para encontrar un ángel perdido.

Un ángel que entregó sus alas,
Hastiado del silencio divino
Y de caminos inescrutables que no llegan a ningún lugar.
Tan solo busca un poco de paz,
Tan solo consuelo, un alto en el camino,
Un momento de descanso, al fin.
Autor: Suru

Sentimientos a flor de piel

Este espacio a modo blog tiene como único objetivo mostrar mis propias creaciones poéticas. Por ellas, he recibido una gran cantidad de críticas por que, como dijo alguien, "no riman ni tienen una métrica definida". En mi caso, no busco ninguna de las dos cosas, sino una forma de poesía que sea completamente libre, como mis pensamientos, como los sentimientos.

Espero que cada una de mis creaciones sean de vuestro agrado, ya que para poder terminar una, y aceptarla como mía propia, tengo que darles muchas vueltas, re-escribir, e incluso suprimir partes enteras. Pero no os quiero aburrir con los detalles de mi proceso creativo, de modo que voy a pasar a explicarlos el significado del nombre de este blog.

Se titula del mismo modo que una de mis canciones favoritas, de uno de mis grupos favoritos, porque encuentro que existe una relación entre su manera de componer y mi forma de escribir. Además, ese sentimiento desconocido es lo que me invade cada vez que cojo boli y papel.

Solo espero que disfruteis leyendo mis paranoias, tanto como yo disfruto teniéndolas y plasmándolas aquí.